Dios y patria

Por: Alejandro Bolaños Núñez

“La lógica paradójica llega así a la conclusión de que el amor a Dios no es el conocimiento de Dios mediante el pensamiento, ni el pensamiento del propio amor a Dios, sino el acto de experimentar la unidad con Dios.” (Fromm, 2012, p.33)

Primero que todo quiero hacer mención que no es mi intención convencer al no creyente en creyente, solamente quiero hacer mención de lo que he visto, veo y que por ende creo.

Dios durante la historia ha tenido diversas interpretaciones, las cuales han generado diversos conflictos sociales. Una de las ideas más populares de Dios es: verlo como la verdad y el camino para llegar al cielo, sin embargo, apoyo lo dicho por Fromm cuando menciona que el amor a Dios es “El acto de experimentar la unidad con Dios”, porque amar a Dios no es sólo sentir y creer que Él es el camino, la verdad y la vida; sino que se necesita tener una profunda empatía hacia el otro (Dios).

Al considerarse a Dios como amor, no será bastante lógico que el medio ideal o el medio más correcto para lograr dicha empatía seria a través de ¡sentimientos puros de amor! Al amor en general, a ese amor que dicen que Dios es y que se quiere que sea algo totalmente intrínseco en nosotros, es decir el amor hacia el prójimo, animales, naturaleza, etc. El amor a todo nuestro entorno.

Hago mención a amores puros debido a que, en lo personal, creo en las acciones entorno a lo humano y social; por lo general, la gran mayoría de los creyentes tanto en Dios como en la Biblia no son coherentes a dicha creencia de Dios, porque predomina en el subconsciente de dichas personas un sentimiento de miedo a ser castigados por Dios.

En otras palabras, quien actúa por conveniencia, es decir, quienes creen en Dios y hacen lo correcto ante Dios solo por miedo a no irse al infierno y sí al paraíso no lo están haciendo motivados por el puro y verdadero amor a Dios. ¿Será el miedo inconsciente de las personas disfrazado de amor? o ¿Cómo se puede lograr amar de verdad a Dios?

Para dar respuesta a dichas cuestiones, planteo que el amor por la patria sirve como medio para poder comprender a Dios (sentir a Dios), porque es un sentimiento que conlleva a fines beneficiosos a la sociedad, debido a que amar al prójimo es una de las bases de quienes creen en Dios e incluso muchos de los no creyentes también consideran a su semejante como algo importante para lograr sociedad.

Es decir que, existe una relación directa entre el amor por Dios y por la patria porque si no poseemos amor patriótico no podemos amar desinteresadamente al otro; por ejemplo: Si soy colombiano sería mucho más lógico amar a otro colombiano y no a alguien de otra nacionalidad, como bien lo dice Calle 13 en su canción Latino-américa “El que no quiere a su patria no quiere a su madre”.

Con lo anterior, quiero hacer referencia a que el amor a Dios es la unidad de actos que realizamos con nuestros prójimos (nuestros compatriotas), pues teniendo este sentimiento puro de amor, se podrá sentir el gran amor hacia Dios, a causa que las bases del amor de Dios son: ayudar al necesitado, querernos como hermanos, y demás. Aún yo al ser increyente en muchas cuestiones bíblicas y crítico de Dios, considero que todas esas cuestiones se pueden resolver solo si se es Patriótico.

Patriotismo, básicamente, es un sentimiento puro y noble, es el amor hacia nuestro entorno, pasando desde la tierra hasta las personas. Es Amar un país, ¿y no es esto lo que se basa Dios? ¿El amar de verdad? Incluso basándose en La Biblia (el denominado libro de Dios), se hace mención a la preferencia que Dios tiene hacia al pueblo de Israel:

“Dios eligió a la nación de Israel para ser el pueblo a través del cual Jesucristo nacería – el Salvador del pecado y la muerte (Juan 3:16)”.

“El deseo de Dios para Israel era que ellos irían y enseñarían a otros acerca de Él. Israel fue destinado para ser nación de sacerdotes, profetas y misioneros para el mundo. La intención de Dios era que Israel fuera un pueblo diferente, una nación de gente que señalara a otros el camino hacia Dios y Su prometida provisión de un Redentor, Mesías y Salvador”.

El hecho que “Dios es patriótico según la Biblia” es para hacer mención a muchos creyentes en Dios que ignoran esto para poder experimentar la unidad con Dios. Con esto quiero decir que el que crea en la Biblia tiene que directa o indirectamente creer en la importancia del amor patriótico, ya que en la biblia se observan tantas batallas y conflictos que tenía como base principal a Dios y segundo la lucha por su pueblo.

Lo que planteo en mi ideal es básicamente que cada país luche por lo suyo teniendo como primordial el amor patriótico y colectivo y así: “si yo voy a lo mío y tú a lo tuyo”, menos conflictos abran, sin negar las influencias de los tratados existentes internacionales.

Al dar mi punto de vista del amor patriótico, respecto a Dios es para poder llegar hacia un público creyente y un público no creyente que puedan compartir este ideal sin ningún conflicto por creencias y dejar como reflexión en muchos temas tanto de Dios como políticos y sociales que amar va mucho más allá de como reza el dicho “del dicho al hecho hay mucho trecho”; diciendo esto hago mención al populismo barato que hay por parte de los creyentes en Dios y de cualquier creencia sea o no religiosa.

Author: Aletheia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *