¿La paz en Colombia está enferma?

Los abuelos o en especial mi abuela dicen:

“Todos tienen derecho a cambiar, mija”

Y es muy cierto ahora que lo veo desde el plano de la madurez, Colombia está en un proceso de florecimiento. Ese cambio es el que nuestro país esta viviendo gracias a la paz, a una paz en donde si cada uno de nosotros no aporta un granito de arena puede llegar a desaparecer, así como el mago desaparece su paloma dentro del sombrero. Toda esta introducción para llegar al punto de decir que:

“nuestra paz está enferma”

Colombia patria hermosa pero patria muy boba. Cuando no se viven las cosas en carne propia es muy fácil renegar y criticar, si tan solo pensamos un momento en la cantidad de víctimas que ha dejado el conflicto armado, tal vez tu pensamiento y tu aporte a la sociedad fuera útil y no vestido de ignorancia e indiferencia; esa indiferencia es la que consume este país a diario, aparte de la corrupción obviamente, pero bueno, eso ahora no es el punto.

 pensemos por un momento en la cantidad de niños que no saben, o nunca llegaron a ver un lápiz en su vida y donde lo único que llegaron a ver fue una bala, una granada, o un fusil cargado en su hombro.

Todas estas cosas no pueden volver a pasar, el estado nos debe garantizar una reparación y garantías de no repetición.

No es por juzgar o burlarme del nuevo gobierno, eso lo hago a diario. Pero cuando tu propio país manipula las mentes y la PAZ, el panorama de risa cambia a un panorama de severa preocupación, la justicia especial para la paz, justicia transaccional lo que busca es un proceso de resurgimiento, donde cualquier persona, sin importar su bando tenga igualdad, se respete su debido proceso, y dignidad humana.

Y eso es lo que gran parte de colombianos no saben, o no han tomado un momento de sus vidas para detenerse a leer, a indagar sobre ello.

¿se han puesto a pensar que se siente que estés durmiendo en tu finca y lleguen los paramilitares o la misma guerrilla a despojarte de tus tierras? ¿en dónde a tus papas los maten enfrente tuyo?

No, claro que no lo has pensado.

El florecimiento de la nueva Colombia con la paz lo que busca es que estos hechos aberrantes no vuelvan a suceder, en donde el campesino que mas a sufrido la guerra pueda dormir en paz, en donde sus niños asistan a una escuela digna, en donde no se vea obligado a sembrar la mata que crea la “felicidad”, en donde no tenga que salir huyendo de su hogar porque si no “ya sabe lo que le pasa”.

Mi querido colombiano la paz no es solamente de aquellos que la han vivido, no, la paz es de todos y como deber, está en nuestras manos, protegerla. No debemos dejar que este nuevo gobierno haga trizas un acuerdo de paz que duro ocho largos años en consolidarse, en donde las negociaciones no fueron fáciles, en donde Colombia ha sufrido una guerra absurda por mas de cincuenta años.

Mejor dicho, no podemos dejar que un ser con cargo de presidente, y unos cuantos por motivos de orgullo y soberbia nos obliguen a vivir como estábamos antes.

¿Te parece digno volver a vivir en esas condiciones?

Author: Isabella González Molinari

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *